La mejor forma de honrar la memoria de los héroes de la patria, es respetar la autonomía y forma de organización comunitaria: Adelfo Regino

El director general del INPI informó que se construyen caminos pavimentados de concreto hidráulico en 18 municipios del distrito de Ixtlán y Villa Alta, con una inversión aproximada de 300 millones de pesos

Con respeto a las medidas sanitarias, autoridades municipales y comunales de la Sierra Juárez realizaron la ceremonia cívica por el 216 aniversario del natalicio de Miguel Méndez Hernández

Capulálpam de Méndez, Oaxaca, a 29 de septiembre de 2020.- Respetar la vida comunitaria y la autonomía de nuestras comunidades, así como proteger sus tierras, territorios y bienes naturales, es un compromiso que tiene el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y es la forma de honrar la memoria de los héroes de la patria, afirmó el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes.

Al participar en la ceremonia por el 216 aniversario del natalicio de Miguel Méndez Hernández, fundador, junto con Benito Juárez y Marcos Pérez, de la Escuela Liberal de Oaxaca –luego convertida en el Instituto de Ciencias y Artes del Estado, hoy Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO)–, destacó la organización comunitaria heredada ancestralmente y que se mantiene para impulsar el desarrollo y bienestar en los municipios de la sierra norte de la entidad.

“De la mano con las autoridades indígenas hoy estamos trabajando en la construcción de caminos pavimentados con concreto hidráulico en 18 municipios del distrito de Ixtlán y Villa Alta, con una inversión aproximada de 300 millones de pesos que ejercen de manera directa los ayuntamientos”, señaló durante el acto cívico realizado en el parque central de este pueblo mágico, respetando las medidas sanitarias oficiales ante la pandemia.

Explicó que se está poniendo en práctica el principio de dar un trato a los pueblos y comunidades como sujetos de derecho público, a diferencia del pasado, cuando se les trataba como objeto o, en el mejor de los casos, como sujetos pasivos de las políticas y acciones de gobierno. Hoy los pueblos y comunidades indígenas son reconocidos como sujetos de su propio desarrollo, de su propia historia y de su propio devenir, aseguró el servidor público federal.

Ante presidentes municipales integrantes de la Unión Liberal de Ayuntamientos del distrito de Ixtlán de Juárez: Adrián Pedro Arreortúa Méndez, de Capulálpam; Mauricio Cruz Vargas, de Abejones y Federico Hernández Ramírez de Guelatao de Juárez, así como Néstor Baltazar Hernández Bautista, presidente del Comisariado de Bienes Comunales de Capulálpam y Lizbeth Cruz Olivera, “Señorita Pueblo Mágico 2020”, entre otras personalidades, convocó a seguir trabajando mediante el diálogo para mantener la paz y el desarrollo de las comunidades.  

Recordó que se han asignado recursos públicos de manera directa al municipio de Guelatao, lo que se va a hacer en otros municipios y comunidades de esta serranía oaxaqueña, además del compromiso presidencial de pavimentar el camino del Entronque Yacochi-Totontepec a San Andrés Yaa-Villa Alta, para unir al Pueblo Zapoteco y Mixe de la Sierra. Son, dijo, algunas de las obras y acciones posibles gracias al trabajo cooperativo y solidario entre los municipios y el gobierno de la república.

Regino Montes destacó el trabajo que han hecho los municipios indígenas para afrontar la emergencia sanitaria por el COVID-19. “Podemos decir con firmeza que gracias a la organización comunitaria hoy se tienen municipios indígenas en la Sierra Juárez que no han tenido contagios, lo que ha permitido que no se propague la enfermedad, porque en las asambleas se tomó la decisión de establecer los resguardos y los controles en las entradas de sus territorios, pueblos y comunidades, lo que debe ser un ejemplo y se debe multiplicar en otras partes del país”.

Al narrar parte de la historia de Miguel Méndez Hernández mencionó la trilogía que conformó con Benito Juárez y Marcos Pérez, quienes ingresaron al Instituto de Ciencias y Artes, donde desde muy joven demostró su temple y su capacidad heredada de la sabiduría ancestral transmitida por las mujeres, madres, abuelas y abuelos, lo que marcó su carrera académica y política, logrando ser catedrático titular de lógica, ética y matemáticas a sus 23 años.

En cuanto a su carrera política, destacó que en el año de 1829 fue electo como presidente de la Cámara de Diputados y con ese carácter firmó y publicó la ley de expulsión de los españoles el 29 de agosto de ese mismo año. Como apóstol, como profeta, como organizador de la escuela liberal en Oaxaca predice, anuncia, y expresa las siguientes palabras:

“Este que ven ustedes aquí –en referencia a Benito Juárez–, reservado y que parece inferior a nosotros, este será un gran político, se levantará más allá que nosotros y llegará a ser uno de nuestros grandes hombres y gloria de la patria”, citó el titular del INPI. “Esta profecía de Miguel Méndez, sólo es entendible por la relación de hermandad y solidaridad que habían construido, lo que ocurre a menudo cuando los serranos dejan su tierra y se encuentran en otro lado”.

Por su parte el presidente municipal de Capulálpam, Pedro Arreortúa Méndez, puso como ejemplo a Miguel Méndez, un personaje que marcó la historia y que es ejemplo en el presente y para las futuras generaciones en la amplia tarea de enaltecer por siempre a nuestra patria, así como Benito Juárez y Marcos Pérez, cuyos ideales son ejemplo para seguir sirviendo a los pueblos y su gente, así como para defender los recursos naturales que representan el escenario de vida para sus hijos, de ahí la importancia de su protección y preservación.

“Nuestros usos y costumbres han permitido que vivamos en ´comunalidad´, practicando el tequio y la Guelaguetza para que podamos ver en Capulálpam un pueblo en desarrollo y con muchas oportunidades”, señaló el edil y admitió que la vida en el municipio ha cambiado con la certificación de pueblo mágico, más no sus formas de trabajar comunitariamente en el entorno de la pandemia, por lo que se han apoyado en la concientización de la ciudadanía para mantener una población limpia y sana para propios y extraños.

Con sana distancia, los asistentes colocaron ofrendas florales en el busto de Miguel Méndez Hernández y la ceremonia estuvo acompañada con el himno en su honor de la autoría de Justino Méndez, así como del Himno Nacional Mexicano en lengua zapoteca entonado por la alumna de secundaria Heidi Pérez Belmonte y la armonización musical del enjambre “Voces del Canto”.

(INPI)

Deja un comentario