«¡Mi hijo no era malo!», el clamor de justicia de la madre de Alexander

Andrea ANAYA

«¡Mi hijo no era malo!», «¡Tenía un sueño y se lo truncaron!», lanzó Virginia Gómez Pérez al clamar justicia para su hijo Alexander, asesinado por policías municipales de Acatlán de Pérez Figueroa, la noche del martes.

En una zona donde la violencia se ha convertido en parte del panorama diario, la mujer cuya voz se hace fuerte ante el dolor, no concibe que los elementos municipales hayan pensado que su hijo, quien solo había salido por un refresco junto con sus amigos, portaba un arma o lo confundieron con un presunto delincuente.

«Cómo es posible, saben quiénes son los malos ¿por qué se meten con los niños? Mi hijo acaba de cumplir 16 años. Cómo puede ser, una patrulla se le fue encima pensando que llevaba una arma, ¡que no mamen! mi hijo no usa armas», gritaba la mujer con impotencia tras enterarse de la noticia.

En un vídeo difundido, donde la madre se encuentra afuera de una clínica médica y en medio de una multitud llama a dos jóvenes que acompañaban a su hijo y quienes salieron ilesos del ataque de los policías.

«Mi hijo iba con ellos dos, iba por un refresco porque había encargado una pizza. Mira este niño no es un delincuente, cómo pueden esos pendejos decir que se confundieron. !No, no, no!», lanza la mujer en medio de su dolor y enojo.

«No lo querían levantar, ni dar los primeros auxilios, porfavor gente luchen, luchemos, a mí ya me vale madre todo, ya me quitaron mi sangre, mi bebé, porque el que vivía, por el que iba y regresaba de Orizaba para que jugará fútbol y miren lo que me hicieron».

La noche del martes 9 de junio, Alexander Gómez salió junto con otros tres de sus amigos a una tienda cercana de la gasolinera por un refresco y su familia no lo volvió a ver con vida.

Las versiones señalan que, la patrulla con número 023, donde viajaban elementos municipales dispararon en contra del joven y sus acompañantes, supuestamente a quien confundieron con un presunto delincuente.

Alexander recibió varios disparos de arma de fuego, uno de sus acompañantes de nombre Carlos, de 15 años, resultó herido y es atendido en un hospital del lugar, mientras que los otros dos jóvenes salieron ilesos.

Deja un comentario