Nallely Hernández, el cuadro que la izquierda no quiso

Rosy RAMALES

Sin ambages, firme, Nallely Hernández García dice: “Milité muchos años en la izquierda”.

El comentario deriva del contexto de una fotografía que circuló en redes sociales donde aparece junto a Andrés Manuel López Obrador, actual líder de Morena y aspirante a la Presidencia de México; hecho al cual ella no le da importancia porque se trata de una fotografía tomada muchos años atrás cuando militaba en el PRD, partido donde también militó el dirigente morenista.

Incluso, la fotografía fue editada pues en la original aparecen personajes del PAN, ahora rivales de AMLO. “Me dan mucha importancia”, comenta la actual diputada local por el Distrito Electoral de Putla Villa de Guerrero, el cual ganó postulada por la coalición PRI-PVEM y quedó registrada como legisladora por este último partido.

La entrevista con Nallely se desarrolla en una pequeña sala de estar de un restaurante localizado al sur de la capital oaxaqueña. Hablamos del tema electoral, el cual le corresponde analizar a la Comisión Permanente que preside: Democracia Participativa con Igualdad de Oportunidades.

Y al final, no tiene ninguna objeción en contar parte de su paso por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), desde muy jovencita.

Todo empezó cuando Otilia Galindo era diputada local y Nallely, como estudiante, recurrió a la representante popular para gestionar algunos apoyos para actividades educativas.

Retrocede un poco en el tiempo para recordar que de niña recorría dos horas caminando para asistir a la escuela; el tiempo que vivió en San Andrés Cabecera Nueva, municipio de donde es originaria su familia paterna. Y luego evoca sus años en su natal Santa María Zacatepec.

Narra una vida nada fácil, más bien compleja, inmersa en precariedades como la mayoría de la población indígena. Quizá tal situación le generó la vocación de servicio. Pero su incursión en la política fue circunstancial, algo no planeado; su actividad de gestión para actividades escolares la acercó al PRD.

Y en ese partido hizo talacha tanto en Santa María Zacatepec como en distintos municipios del distrito de Putla, así como del resto de la geografía local. “Conozco todo el estado, iba yo a las comunidades más apartadas a realizar trabajo de partido”, cuenta en el contexto de varias campañas electorales.

Sin embargo, en el PRD nunca la tomaron en cuenta ni para ocupar el cargo más pequeño. Y como es lógico, toda persona que incursiona en política tiene aspiraciones. Y Nallely abrigaba la aspiración de ser candidata a la presidencia municipal de Santa María Zacatepec, municipio gobernado muchos años por el partido del Sol Azteca.

Lo complejo era conseguir la candidatura, porque la elección constitucional la tenían ganada pues en Santa María Zacatepec predominaba la militancia del PRD.

Se aproximaban las elecciones locales del 2013 y Nallely Hernández manifestó su aspiración a la candidatura del PRD a la presidencia municipal de Santa María Zacatepec. Creyó que con tanto tiempo de hacer trabajo para el partido, de apoyar a un sin fin de candidatos a diversos cargos de elección popular, encontraría el respaldo.

Sin embargo, ni su mismo grupo la apoyó. Mejor encontró el respaldo de la expresión de Anselmo Ortiz (q.p.d). Pero no fue suficiente para conseguir la candidatura, que en justicia le correspondía porque además contaba con la simpatía del electorado del municipio.

Lógicamente, Nallely sufrió una gran decepción. Entregar el alma, la vida, el trabajo, para encontrarse con un portazo en la nariz, no es para menos. Los “gurús” perredistas nunca pusieron en tela de juicio la capacidad y el talento de Nallely, sino el rechazo a su postulación obedeció al pleito precisamente entre esos “gurús”; pensaron que al apoyarla fortalecerían al grupo de Otilia Galindo y de Salomón Jara.

Fue entonces cuando recibe la invitación para sumarse a los proyectos del PRI, y ella aceptó. Aunque no pudo ser postulada porque ya se habían pasado los plazos electorales.

La salida de Nallely Hernández le costó al PRD la derrota en la elección municipal de Santa María Zacatepec, por primera vez después de muchos años de triunfos electorales.

Y para las elecciones del 2016, Nallely fue postulada por la coalición PRI-PVEM a la diputación local por el Distrito de Putla Villa de Guerrero; posición que ganó después de todo el peregrinar por la cadena impugnativa hasta que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió a su favor al encontrar serias irregularidades en una casilla electoral; casilla que en principio le daba el triunfo a Morena.

Militó en la izquierda, lo cual no es ninguna vergüenza. Pero hoy tiene el compromiso con quienes han reconocido su trabajo y le han dado la oportunidad. Y tiene muy claro su compromiso y lealtad con el proyecto de Alejandro Murat.

La actual diputada local, Licenciada en Derecho y con una maestría en Derecho Electoral, ahora tiene la encomienda del análisis en comisiones de todas las iniciativas presentadas por legisladores y diversos actores políticos sobre la próxima reforma electoral.

Deja un comentario