Signos y Señales: Finanzas locales, su seguro

Fuente: David COLMENARES PÁRAMO/ EL FINANCIERO

Hoy a la presencia del inicio de una crisis económica mundial, generada en el exterior, como ha sido el caso de otras como la de 2009 cuando la crisis financiera nos llegó como crisis fiscal con afectaciones importantes a las finanzas públicas. Paralelamente se dio la pandemia del H1M1. Mucho se escribió sobre el tema, uno de los impactos, por ejemplo, se dio con la caída de las participaciones respecto a lo estimado, caída que rebasó los 40 mil millones de pesos, que en el caso de estados y municipios, pudo ser compensada con dos mecanismos, uno el uso del FEIEF, esto es el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas, que solo tenía 24 mil millones de pesos ese año y se recurrió a una “potenciación” para compensar el resto. Esto es, se concretó un acuerdo de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales y se contrató deuda a nombre de todos los estados, que dos años después fue pagada en su totalidad.

Hoy este Fondo tiene alrededor de 60 mil millones de pesos y esto facilita el que las finanzas de estos dos órdenes de gobierno, cuya dependencia de las transferencias federales, es más que evidente, puedan sortear la crisis de ese momento.

Claro, los problemas estructurales de la dependencia fiscal de estados y municipios aún se viven hoy. Como he comentado, alrededor del 90 por ciento de sus ingresos provienen de transferencias federales, con las asimetrías naturales de un País tan desigual como el nuestro.

Adicionalmente hoy más que nunca tenemos que vigilar que los recursos se gasten con eficacia y probidad, a eso apuestan los avances en las nuevas tecnologías, que ya permiten que la ASF pueda hacer auditorías electrónicas, que tengamos la información disponible y a tiempo en medios electrónicos, que podamos contar con el tiempo real y que debido a la propia crisis, estamos cambiando nuestros métodos de trabajo y comunicación.

Acabo de hablar con muchos colegas latinoamericanos, los problemas son comunes y los avances para avanzar también, simplemente algunos tenemos avances más importantes.

Ya he comentado el buzón electrónico, las auditorias adelantadas, la coordinación con la Fiscalía General – digo mejor, porque no existía-, el trabajo sin contratar despachos para las auditorias, etcétera.

La vigilancia del gasto, es hoy todavía más importante, para evitar que en estos momentos se materialicen tentaciones de corrupción.

Un tema que viene al cuento es que se quejan estas empresas del retraso en los pagos por parte de los gobiernos locales, al respecto hay experiencias internacionales para garantizar `lazos de pago correctos, más o menos dos meses, el pago transparente y sin recorte, así como la caridad del proceso de contratación.

Ello impacta, por supuesto, en nuestro grado de competitividad, por ejemplo, México ha mejorado su índice de competitividad mundial en los últimos años, de una muestra de 140 países seleccionados. Según informes del Foro Económico mundial, y del Banco Mundial en su estudio de DOING BUSINES 2019.

Hoy estamos ante una emergencia nacional y mundial, y se entiende que no se apliquen los procedimientos tradicionales, esto es que no se realicen licitaciones, la vida de la población así lo requiere y en la ASF lo tenemos claro, y lo consideraremos así en el momento de la fiscalización.

Dentro del entramado institucional de rendición de cuentas de nuestro país, la ASF tiene una posición privilegiada que le permite brindar una perspectiva global sobre la operación del aparato gubernamental en los tres órdenes de gobierno, respecto a diversas materias, entre las que se encuentra la calidad de las contrataciones públicas y hoy es una prioridad apoyar las finanzas municipales.

https://elfinanciero.com.mx/opinion/david-colmenares-paramo/finanzas-locales-su-seguro

Deja un comentario