Sócrates A. Campos Lemus: La crisis del sector salud

Sócrates A. Campos Lemus: La crisis del sector salud

26 mayo, 2019 0

Agencia QP. ¡Qué conste…son reflexiones!

Hace algunos años un empresario que analizaba los graves problemas políticos, económicos y sociales del país en los tiempos difíciles de la crisis de pérdida de credibilidad, confianza y deterioro de la política, explicaba que cuando existe un problema económico se resuelve con dinero, un problema social con organización y un conflicto político pues solamente se resuelve con política y, muchas veces, se tendrá que acompañar con recursos económicos, así hoy en día vemos que el deterioro del sector salud en todo el país es enorme, existen manejos corruptos en el sector generados por las acciones políticas o las ligas políticas, sobre todo en el abasto de medicamentos, contratos a largo plazo, compras de equipos e insumos y esto ha provocado un enorme hueco en las finanzas del sector, así, por diferentes motivos y motivaciones económicas y de negocios se concentraron las ventas de medicamentos en grupos protegidos, en muchos casos, por los políticos, funcionarios y gobernadores, sobre todo en el manejo y control de lo que se llamó Seguro Popular, dejando que los fondos se fugaran por medio de compras realizadas con la intervención de coyotes y de políticos y esto no se puede resolver de inmediato, para hacerlo supieron sobornar y convencer a muchos miembros del sector, sobre todo en el sindicato, y así, por esas ligas les dieron la fuerza y el control de tal manera que los funcionarios de salud no pueden hacer nada para mejorar el tema sino es por medio de dinero y de mayores concesiones que empinan más a todo el sector.

AMLO, declaraba que si lo que faltaban eran medicamentos y equipos pues se darán y ya, solucionado el tema, pero es mucho más profundo que ese simple hecho y por ello tendrá que usar la fuerza política y las investigaciones de las ligas de corrupción que han llevado al sector a este nivel, porque de otra manera tendremos un nuevo hueco, porque el robo de medicamentos continuará, porque las compras con sobre precios seguirán y el sistema no camina porque así conviene a los pillos que ahora controlan el sector salud en todos los rincones del país.

Usted, ahora, puede llegar como yo llegó a consultas a las farmacias de similares u otras que dan consultas baratas y procuramos comprar medicamentos similares para ahorrarnos un dinero, porque la verdad es que ya no alcanza para cubrir los temas de salud y ahí se da uno cuenta del enorme  nivel de demanda de consultas de gentes que cuentan que mejor llegan ahí, aunque paguen, porque en el sector público de salud es imposible que les atiendan o al final de cuentas les da lo mismo, porque tendrán que salir a comprar sus medicamentos porque no hay en los centros, en fin, el fenómeno está tomando rutas que a nadie conviene en el país porque sin duda los pasantes y enfermeros no están contentos con la situación, los médicos tampoco y el sector administrativo chilla por las pésimas condiciones controladas por los sindicatos y, claro, los enfermes aumentan, sufren y se lamentan en las casas y, ese lamento sigue aumentando en todo los lados y puede provocar confrontaciones serias y un paro de actividades que lesione, seriamente, políticamente al sistema y al mismo presidente, por mucho que diga que ese desmadre los dejaron los de antes, pero el caso es que ya están los de ahora y no se resuelve.

         Sin duda cuando suben mucho los precios de los alimentos se nota de inmediato y existen formas de controlar familiarmente el gasto y manejar mejor el dinero, pero cuando suben brutalmente los precios de los medicamentos, de las consultas médicas, los gastos hospitalarios, en fin, uno tiene que pensar que miles de familias se van angustiando mucho ya que además del sufrimiento que les genera la enfermedad también tienen que disponer de recursos e incluso vender propiedades o solicitar préstamos que en las condiciones actuales son difíciles de obtener e impagables por las tasas que cobran, así, el reclamo es inmenso y, seguramente, lo sabe el presidente y los funcionarios y ya deben actuar para que esto no se agite más y moleste más al grado de generar protestas y reclamos, es lógico que el tema viene de antes pero no todo el tiempo se puede culpar a los de atrás sino que se debe explicar cómo solucionaremos el tema, porque al final de cuentas, recordemos que los que votamos por AMLO lo hicimos con la esperanza de los cambios y de las soluciones y en eso estamos, pero hay tiempos, y esos, parecen agotarse porque siguen atendiendo otros asuntos y muchos temas políticos y los temas reales que afectan al infeliciaje ahí siguen, como el desempleo, la falta de seguridad en las calles, el aumento descontrolado de precios en alimentos y medicamentos, la falta de espacios en los centros de estudio o los hospitalarios y el caso es que la verdad ya no alcanza el dinero para solucionar los manejos familiares y ni siquiera los apoyos y becas son suficientes para superar los aumentos de precios y esto genera irritación, penetran las dudas y comienzan los reclamos, así que si bien se necesitan medicamentos y equipos, también se requieren recursos para personal y para los médicos y son tales las demandas que los rezagos son enormes y no se podrán resolver de un día para el otro, así que mejor tome lo que recomiendan los viejos médicos: SEA paciente, porque de paciencia viene el tema para ver cuándo mejora su salud…

Print Friendly, PDF & Email
Compartir la Nota: