Sócrates A. Campos Lemus: Raíces, las riquezas y el poder

Agencia QP. ¡Qué conste…son reflexiones!

Para preocuparse la denuncia que hace un grupo de simpatizantes del EZLN en Chiapas cuando declaran que los zapatistas han sido agredidos por paramilitares y estos actos de provocación pueden desatar la violencia y los enfrentamientos en Chiapas y otros lados.

Y así como se requieren o valores o imprudencias, en el centro de Tepito, el Barrio bravo, todos saben que existe un sitio donde se adora a la Santa Muerte, tiene muchos seguidores y dejan ofrendas en dinero o joyas y todo el mundo respeta el lugar, puede uno estar o no de acuerdo con esos ritos el caso es que un norteamericano armándose de valor llegó al punto y declaraba en voz en cuello que no se necesitaba a la “Santa Muerte” y que deberían quitarla, hasta el momento todo quedo en los gritos y aceleres, el caso es que no pasó a mayores.

 Nadie duda de que existen bandas y grupos radicalizados en sus formas de pensar al grado que el dogmatismo y la intolerancia juegan un papel que puede llegar a la violencia y los conflictos, por ello, a pesar de que el mundo católico es amplio en la zona, prefieren soportar esos ritos y  formas de pensar en lugar de confrontarse entre hermanos y parientes o amigos por cosas como la que acabamos de decir, es como si algún valiente o imprudente llegar a Sinaloa y quisiera eliminar el “santuario” de Malverde y ya nos imaginamos lo que sucedería o que, en casos extremos, algún idiotizado por el dogmatismo y la intolerancia llegara a pretender quitar de su sitio a la Guadalupana o al Santo Niño de Atocha o a San Juditas Tadeo.

Ahora los cambios se dan en lo oscurito, y por tal razón, a la estación del Metro del Zócalo se le acaba de agregar el de Tenochtitlan y esto, sin duda, nos para recordar las raíces y los destinos que marcan muchos de los simpatizantes del indigenismo y del volver a los ritos y costumbres que se tenían en México Tenochtitlan antes de la Conquista. No es mala la idea, el asunto es que sería mejor que se educara a la raza, en esos momentos y se dieran a conocer libros y datos de cómo era la vida en México y de cómo influíamos a pesar de la conquista, Antonio en la transformación de la economía, la gastronomía y la visión del mundo y la vida a nivel mundial, para ello sería bueno que se recordaran libros maravillosos como el TLACAELETL del maestro Antonio Velasco Piña y otros más que nos dan una idea de los tiempos que formaron la raíz de lo mexicano.

Tener lazos inspiradores para el cambio y el avance de la sociedad es vital para continuar en la vida y en el buen sentido de las relaciones entre hermanos. Seguramente, además de la falta de dirigentes y conductores sociales también tenemos falta de valores y de conductores espirituales e históricos que nos muestren la vieja realidad y de dónde venimos y tenemos las raíces.

Ahora el mundo se sorprende cuando un hombre como Jeff Bezos fundador y propietario de Amazon, llega a acumular una fortuna de 200 mil millones de dólares, un 41% mayor a la acumulada por Bill Gates, y eso que con el divorcio, Bezos, dejó a su ex pareja algo así como 53 mil millones de dólares. Una inmensa fortuna y con tal poder económico nos damos cuenta de que se podrá tener todo el dinero del mundo pero al final de cuentas al morir no se lleva uno nada, ni siquiera podría gozar un ataúd lujoso cuando los gusanos destruyan la materia de su ser , seguramente que lo material y la riqueza no dan la felicidad, pero como diría alguno de mis compadres: cuando menos hace más tolerable la vida y se quita uno las presiones de las deudas y de las necesidades y bueno, es para pensarse, nadie dice que la riqueza es mala, seguramente lo que es malo es cómo se usen los recursos de los que gozamos y si esos enormes recursos sirven para dar alivio a las muchas necesidades de los que más lo necesitan y se utilizan para mejorar la vida de los demás pues estaría tranquilo en conciencia, por ello, aunque muchos critiquen, por ejemplo, a Carlos Slim, nadie podrá negar que hace labores sociales que benefician a muchos mexicanos y por tanto, a pesar de todo, se le debe respetar. Bill Gates ha luchado mucho por resolver problemas sanitarios de la humanidad y por ejemplo, ha destinado mucho dinero para encontrar un wc que permita reciclar los detritus y no utilizar agua. y esto sería muy bueno para muchos países que sufren por la producción de alimentos ante la falta de abonos y de agua, porque las fuentes se han terminado, y con ello, se ahorraría mucha agua y se produciría mucho abono que ahora se desperdicia y contamina mares y ríos y terrenos en el mundo, pero también, al igual que Slim, busca apoyar la producción de vacunas que ataquen y controlen la pandemia actual, y como dicen en mi rancho, hay la lleva como pateando el bote sin perder el ritmo ni la esperanza, ojalá el nuevo multimillonario que rebasa los dos cientos mil millones de dólares también destine dinero para resolver problemas que los gobiernos no atacan porque están más empeñados en la producción de armas y guerras que en el bienestar de los pueblos. Y así hay gentes que son como Midas y todo lo convierten en oro y algunos ciudadanos, al ver su acción, piensan que serían mejores gobernantes que los que tenemos, alegando que ya tienen dinero y no robarían, y tienen el talento para hacer riqueza y eso es bueno pero solamente para ellos, no para los demás, para gobernar se necesita pasión y valor, conocimientos de la realidad y tener la paciencia para saber actuar y no entrar en las guerras y pasiones generadas por las ambiciones porque hay que recordar que: el poder, marea a los inteligentes, pero a los pentontos, los enloquece, y sí en verdad son inteligentes lo que menos quieren, esos hombres, es enloquecer o desviar sus empeños en las luchas por el poder… y así pues hay estamos en las mismas y desiguales circunstancias que no dejan gobernar en paz, a pesar de la buena voluntad porque al parecer muchos equivocan los caminos pensando en que las buenas intenciones llevan a la meta, cuando las buenas intenciones conducen a los infiernos… así, para pensar las cosas.

Deja un comentario