CRÓNICA EXPRÉS: A documentar observaciones sobre aspirantes a consejerías del IEEPCO

Rosy RAMALES

De cuerdo a la convocatoria, este sábado 08 de agosto, las once mujeres y los 12 hombres semifinalistas a consejerías del Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) presentan el ensayo exigido en el concurso de oposición en marcha.

Los resultados se publicarán en la primera semana de septiembre, con los nombres de las personas (por lista) cuyo ensayo fue idóneo. Luego de ello, la Comisión de Vinculación con los OPLES del Instituto Nacional Electoral (INE) notificará a las representaciones de los partidos políticos y las y los consejeros del Poder Legislativo del Consejo General.

Y aquí viene lo interesante:

Las representaciones partidistas y las y los consejeros legislativos,  “podrán presentar por escrito, dentro de los cinco días hábiles siguientes, ante la misma Comisión, las observaciones y comentarios que consideren convenientes respecto de cada aspirante; el escrito deberá acompañarse de los elementos objetivos que sustenten o corroboren sus afirmaciones.”

Es, por decirlo de algún modo, el primer manoseo partidista legalizado en el proceso de selección de consejeras y consejeros de los OPLES a renovarse de manera escalonada este 2020, como es el caso del Consejo General IEEPCO, que se renovará en dos consejerías, pues concluyen su periodo la consejera Rita Bell López Vences y el consejero Filiberto Chávez Méndez.

Pero amén de que sea un manoseo partidista (que repercute en la partidización de los órganos electorales), también puede llegar a ser un filtro para evitar lleguen a las consejerías personas que pongan en riesgo los principios rectores de la actividad electoral: Independencia, imparcialidad, objetividad, certeza, legalidad y máxima publicidad.

¿Qué observaciones? Pues quedan a la valoración de los integrantes del Consejo General del INE. Pero suponemos que pueden ser ligas fehacientes con partidos o grupos políticos, trayectorias empañadas por diversas conductas, padrinazgos de funcionarios de los mismos OPLES con el ánimo de controlar las decisiones del órgano colegiado, etc.

Ojalá algún día se abra la posibilidad de las observaciones a cualquier persona, sin que se vuelva chisme, sino de manera documentada, para que luego no pase de que “chinto tapa a chinto”, y bueno que también se dé a las y los aspirantes la posibilidad de defenderse.

Por lo pronto, quizá no sea necesario esperar hasta los resultados del ensayo para que las personas que tengan pruebas sobre observaciones a aspirantes, pues vayan integrándolas para que las hagan llegar oportunamente a representantes partidistas o consejeros legislativos.

En el caso de Oaxaca quizá pululen. Porque desde que el INE publicó la lista completa de aspirantes previa al examen de conocimientos, medios locales dieron pelos y señales de los vínculos de un buen número de participantes.

En el caso de Oaxaca se teme que ocurra lo mismo que en el último proceso de selección, del cual resultó designado el vocero del IEEPCO: Alejandro Carrasco Sampedro, cuya única experiencia electoral era la función en ese cargo, el cual depende directamente del consejero presidente Gustavo Meixueiro Nájera, aunque en los hechos obedecía al Secretario Ejecutivo, Luis Miguel Santibáñez Suárez.

Sin restarle mérito en el resultado del proceso de selección, ni a su capacidad y talento, la designación de Sampedro se vio como una concesión a tales altos mandos, quienes, por cierto, gozaban de una buenísima amistad con Marco Antonio Baños y Benito Nacif, entonces consejeros del Consejo General del INE.

Una concesión para mantener el control del órgano de máxima decisión del IEEPCO.

De reciente designación, Sampedro tendrá que legitimarse en los hechos. Y no se trata de pelearse o de convertirse en una oposición sistemática a las propuestas del Consejero Presidente o del Secretario Ejecutivo, sino se trata de actuar conforme a los principios rectores como integrante del árbitro electoral por el bien de Oaxaca.

En fin, retomando el tema: Resulta que desde la lista total de aspirantes apareció inscrito casi el IEEPCO completo, y como resultado del examen de conocimientos siguen apareciendo personas que trabajan en la estructura del IEEPCO, además de personas que han formado parte de la estructura distrital del INE.

Dicen que funcionarios de la Junta Local también traen sus cartas a las consejerías del OPLE-Oaxaca.

Claro, el hecho de que una persona trabaje o haya trabajado en los órganos electorales o haya ocupado alguna consejería en procesos electorales anteriores, no la hace inelegible ni menos apta; tampoco representan lo malo, ni subordinación automática.

Hay personas cuya conducta es correctamente institucional.

Y ahí estará lo complejo: Saber diferenciar entre quienes compiten acicateados por altos mandos con el ánimo de controlar el IEEPCO, y quienes compiten por aspiración propia y mérito propio.

Incluso, hay aspirantes que no trabajan en la estructura de las autoridades electorales, pero tienen vínculos estrechísimos con los altos mandos; también los hay de orígenes políticos coincidentes.

En fin, a ver qué pasa. Y aquí les dejamos la lista, por si acaso alguien quiere empezar armar expedientes:

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario