CRÓNICA EXPRÉS: Alejandro Murat sigue siendo priista…por lo menos formal

Rosy RAMALES

Lo que en otros tiempos parecía malo, hoy puede parecer bueno: La presencia de un gobernante en una reunión de su partido político.

Claro, no dejan de tener militancia.

Nos referimos al caso concreto del Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, quien en su calidad de militante, de primer priista en la entidad, de consejero político, participó en la reciente sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal del PRI en la cual fue ratificado el Acuerdo del 3 de agosto de 2020.

Un Acuerdo por el que se aprobaron reformas, adiciones y derogaciones a diversas disposiciones estatutarias “para fortalecer los procedimientos internos democráticos del Revolucionario Institucional con miras a los Procesos Electorales 2020-2021.”

¿Por qué hoy puede parecer bueno? Evidentemente bueno para el partido y para los priistas, porque la presencia de Alejandro Murat en el Consejo Político Estatal viene como a fortalecer su imagen como primer priista en Oaxaca.

En otras palabras, proyecta la imagen de que continúa siendo un cuadro del PRI, que éste sigue siendo su partido político.

Y es que la constante presencia de Murat Hinojosa en actividades (giras y eventos en Palacio Nacional del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, clava la duda en algunos militantes sobre la afinidad política del joven político. Incluso, externamente se formulan diversas conjeturas.

Lógicamente, como gobernador asume (suponemos) una postura institucional con el mandatario nacional; quizá gane más así en beneficio de Oaxaca que peleándose o no asistiendo a las giras presidenciales tan solo porque AMLO es el jefe político de Morena.

Y bueno, ojalá le saque provecho a su buena relación con el presidente para beneficiar con obras y acciones la entidad oaxaqueña.

En fin, también la cercanía de Alejandro Murat con primeros cuadros del Partido Verde hasta provocado los celos de priistas y un sentimiento como de abandono del partido al cual le debe la gubernatura.

Pero ya ven que no. Por lo menos de manera formal.

 Además, rumbo a las elecciones de 2021 y luego del 2022 seguramente el jefe político del priismo oaxaqueño estará haciendo proyecciones de triunfos electorales para el PRI, ya sea compitiendo solo o en coalición.

Aunque el panorama electoral del Revolucionario Institucional en Oaxaca es bastante sombrío, por el momento; a menos de que postule buenos candidatos, que además de tierra sean liderazgos naturales.

EDUARDO ROJAS

En esa sesión de Consejo Político, la cual, por cierto, fue de manera virtual dadas las medidas sanitarias por la pandemia Covid-19, el presidente del PRI estatal, Eduardo Rojas Zavaleta, dijo lo siguiente:

“Con los acuerdos que hoy ratificamos del Comité Ejecutivo Nacional garantizamos un PRI que vuelve a las manos de su militancia; un PRI que deja de ser rehén de líderes externos que lo han ocupado como trampolín y que hoy garantiza la participación de los jóvenes, las mujeres y sus militantes”.

Ups. Miren quien habla.

¿A quién se habrá referido con eso de “líderes externos”?

A quien sea, al mencionarlos incluso sin precisar nombres les da demasiada importancia, y hasta los reconoce como “líderes”. Mmm…¿esa importancia también representa temor?

En fin.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario