CRÓNICA EXPRÉS: Esto se dice de la ‘alianza’ de Alejandro Murat…

Rosy RAMALES

Alejandro Murat Hinojosa quizá ‘renunció’ al Partido Revolucionario Institucional (PRI) porque éste no le dio una candidatura segura al Senado de la República o a la Cámara de Diputados Federal para las elecciones del próximo año. Y esas son las postulaciones en los primeros lugares de la lista plurinominal correspondiente. 

Se quedó sin pluri.

Vaya, nadie se va cuando le conceden un escaño o a una curul sin tener que hacer campaña y, en consecuencia, sin invertir dinero. Es como una beca por seis años y por tres, respectivamente, con excepción de quienes sí realizan trabajo legislativo efectivo, y aún así formar parte del Congreso de la Unión es un privilegio, además de un honor.

No obtuvo la beca.

Caso contrario no hubiese esperado la víspera de las definiciones de las candidaturas del PRI, cuyas pluris seguramente se han reservado para distribuirse entre la élite del presidente nacional del Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno Cárdenas (Alito), quien se despachará con cuchara grande.

En fin. Alejandro Murat ‘renunció’ al PRI. Y eso es un decir porque nadie se va de dónde nunca ha estado. No es lo mismo la militancia de base, que la militancia por derecho de sangre. No es lo mismo ser militante de tierra que burócrata partidista. Incluso, la debacle priista en Oaxaca es consecuencia de su ausencia como jefe político del Revolucionario Institucional cuando fue gobernador de esta entidad. 

No obstante, informó que dimitió a las filas priistas y anunció la creación de una Alianza Progresista por México. ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Con quién? No lo dijo.

De no ser con Movimiento Ciudadano, no hay otro partido nacional para conformarla, salvo que alguno rompa con Morena o con el Frente Amplio por México. O se que se trate de una alianza local.

Y agárrense, porque en círculos políticos comentan que esa ‘alianza’ la conformarían los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y del Trabajo (PT) ex profeso para postularlo como candidato de mayoría al Senado de la República por la primera fórmula oaxaqueña, no para ganar, sino para perder obteniendo el segundo lugar lo cual le permitiría ingresar a la Cámara Alta como senador de primera minoría.

Ups.

Cuando me lo dijeron, la verdad que no lo creí. Porque ¿cómo dos partidos afines a la ‘Cuarta Transformación’ van a postular al ex mandatario cuya administración dejó mal sabor de boca; en la cual, por cierto, hubo buenos elementos (no todos son malos) tanto oaxaqueños como mexiquenses y chilangos del grupo que llegó con él.

El actual gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, en el mensaje de su primer informe acaba de decir que recibió un estado hecho un desastre.

Además, en el Verde hay un cuadro oaxaqueño como Raúl Bolaños Cacho Cué con todas las tablas para aspirar a la reelección; y en el PT está el mismo Benjamín Robles Montoya para la postulación.

El escenario de la postulación de Alejandro Murat como candidato del PVEM-PT, dicen, es vista en dos ángulos:

Uno: Sería para llevarle las contras al gobernador Salomón Jara Cruz.

Dos: Sería la estrategia de Morena para evitar que el PRI se quede con la senaduría de primera minoría.

¿Cuál de los dos ángulos?

Como estrategia no está mal una alianza PVEM-PT. Lo malo sería el candidato.

En fin. Veremos qué pasa en los próximos días. Lo ideal habría sido la embajada del Polo Norte. Pero Alejandro Murat tampoco pudo ingresar al Servicio Exterior Mexicano. Y anunció la creación de una Alianza Progresista, aunque no dijo para qué año, ni tampoco si él va a competir por un cargo popular para las elecciones del 2024.

Como sea, se desataron las conjeturas en torno a su ‘renuncia’ y a la ‘alianza’; conjeturas que parecen broma del Día de los Inocentes como la de una probable postulación por el PVEM-PT.

¿O se va como senador pluri del Verde?

***

rosyrama@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *