CRÓNICA POLÍTICA: ¿Por qué los oaxaqueños quieren espacios en el INE?

Rosy RAMALES

En 2021 en Oaxaca habrá elecciones locales para renovar el Congreso del Estado y los 153 ayuntamientos que se rigen por partidos políticos; además de los comicios intermedios para elegir diputados federales. Y en 2022 viene la joya de la corona: La gubernatura.

O sea, ni bien estaría concluyendo los procesos 2021 cuando inicie el proceso para la sucesión en el cargo del actual gobernador, Alejando Murat Hinojosa.

Precisamente, tal entramado puede ser la razón del gran interés que ha despertado en oaxaqueños de Morena el tener espacios en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE): Uno o dos consejeros (consejera y consejero, o dos consejeras).

Posiciones mediante las cuales luego pelearían direcciones ejecutivas centrales, además de titulares en órganos desconcentrados: La vocalía ejecutiva del INE en Oaxaca, mayoría en el consejo correspondiente y el mayor número de espacios en los órganos distritales.

Buena idea, ¿no?; es la lucha por el poder.

Si consiguen tener posiciones en el Consejo General del INE tendrían el control del OPLE-Oaxaca, que seguirá presidiendo Gustavo Meixueiro Nájera, quien al parecer ya quedó descartado de la selección de consejeros para el Instituto, salvo que la selección se vaya a insaculación por falta de acuerdo.

Después de que Pablo Gómez desnudó las afinidades de Gustavo Meixueiro, nadie lo defendió. Sin embargo, éste guarda estrecha relación con Rita Bell López Vences, y quizá harían mancuerna para controlar el OPLE-Oaxaca, sobre todo en la elección de gobernador, pero antes en los comicios intermedios de 2021.

Vaya, hasta cabe la posibilidad de que el INE ejerza su facultad de atracción para conducir todo el proceso oaxaqueño de renovación de gubernatura. La verdad, no tendría mucho caso porque el PRI se encuentra tan debilitado que no representa riesgo alguno para Morena; incluso, hasta parece que los priistas ya se rindieron con mucha anticipación.

Pero por si acaso, más vale mantener el control del órgano electoral, sobre todo porque cada día crece el malestar de la ciudadanía y Morena puede encontrarse no con un fraude, sino con el voto efectivo de la gente golpeada por el Covid y por la indolencia de un gobierno apático al llamado de auxilio.

El control del órgano electoral tanto nacional como local, es clave no solamente para el futuro del país, sino también para el futuro de Morena; además para la suerte de los grupos internos, pues también está en juego la elección de la presidencia nacional morenista.

Por ejemplo, internamente cuentan que el senador “Salomón Jara Cruz es el representante de Bertha Luján en Oaxaca, su operador en esta entidad con todos los presidentes municipales, diputados federales y locales, entonces suena lógico, si ella gana la presidencia nacional de Morena, él cree que será nuevamente candidato a la gubernatura, y si mete dos o un consejero al INE, controlará el OPLE”.

Sí, tiene lógica. Quizá por lo mismo, unos con ingenuidad y otros con pleno conocimiento, las y los diputados federales oaxaqueños de Morena caen en el juego de Salomón Jara. Por cierto, alguien hizo circular el siguiente texto cuya veracidad no se tiene confirmada pero tiene lógica:

Los Diputados de Oaxaca de morena una vez escuchado a los aspirantes, consideramos que las siguientes propuestas son las más idóneas:

PROPUESTAS MUJERES: 1. Rita Bell López, 2. Carla Humphrey. Por el bien de Mexico, para fortalecer a las instituciones y a la democracia en nuestro país, vamos a favor de los mejores perfiles.

ATENTAMENTE: Diputados federales de morena Oaxaca: Beatriz Dominga Pérez López, Azael Santiago Chepi, Armando Contreras Castillo, Irma Juan Carlos, Carol Antonio Altamirano, Alejandro Ponce Cobos, Irineo Molina Espinoza, Graciela Zavaleta Sánchez, Daniel Gutiérrez Gutiérrez, Carmen Bautista Peláez, Irán Santiago Manuel, Virginia Merino García, Víctor Blas López, Manuel García Corpus, Jorge Ángel Sibaja, Rosalinda Domínguez Flores”.

¡Qué va de los perfiles! Carla Humphrey tiene toda una trayectoria personal real, tablas y conocimiento en la materia; ella está destinada a realizar una tarea de suma importancia: Identificar dinero ilícito en las campañas electorales, lavado de dinero y narco; lo mismo en relación a los partidos políticos.

Rita Bell López Vences ¿qué haría? Amén, de dorar la píldora con la equidad de género y engatusar con las elecciones por sistemas normativos indígenas, iría quizá a desempeñar otra actividad importante, pero probablemente también a cuidar los intereses de los morenistas oaxaqueños.

Vaya, ni siquiera del morenismo en general, sino de un grupo de oaxaqueños que sienten que ya tienen la candidatura en la bolsa para el senador Salomón Jara Cruz, quien tendrá que disputar el lugar con Susana Harp, a quien el presidente Andrés Manuel López Obrador la quitó del escaño para enviarla a Oaxaca como comisionada en materia de salud.

Una comisión que le da foro, fogueo, y la ubica como prospecto a la gubernatura. Ah, pero AMLO también trae otra carta bajo la manga: Adelfo Regino Montes, quien se ha mantenido prácticamente al margen del golpeteo interno, pero que pudiera convertirse en el candidato indígena de Morena en una entidad con 417 municipios indígenas.

Retomando el tema: Pues las posiciones 2021 y la gubernatura son el trasfondo del jaloneo de los oaxaqueños por imponer a Rita Bell López Vences como consejera en el INE para sacar ventaja en este órgano y tener el control del OPLE-Oaxaca.

Los miembros de la Jucopo todavía tienen tiempo de revisar los videos de las sesiones del OPLE-Oaxaca, revisar el tabulador de sueldos de los consejeros y consejeras locales, pedir un estado de cuentas de viáticos y pasajes de avión, y hurgar en la vida privada de la aspirante.

Una vida privada se vuelve pública cuando la última se relaciona con la primera.

Por cierto, morenistas locales inconformes con el impulso dado a Rita López han hecho circular fotografías donde elle aparece en una publicidad de campaña por el PAN de quien fuera su esposo, René Mejía, lo cual ocurrió poco antes de que ella se convirtiera en consejera electoral con la única experiencia de haber trabajado en transparencia.

Luego, cuando él quiso ser diputado, ella declaró a la prensa haberse divorciado, por lo tanto no había conflicto de interés, como le señalaron en su momento.

Si ella lo dijo, hay que creerle.

De esas casualidades de la vida, poco después René Mejía fue cobijado por Morena. En otra fotografía que localmente alguien hizo circular, aparece junto al senador Salomón Jara. Aunque también, dicen, el ex panista ha hecho trabajo para el equipo de Susana Harp.

¿TRES CONSEJERAS?

Estaría perfecto que fuesen tres consejeras para el Consejo General del INE, como propone el diputado Porfirio Muñoz Ledo, pero entonces debieron ser tres quintetas de mujeres y una de hombres, porque la normatividad establece que debe ser una quintenta por cada vacante.

Y son cuatro vacantes a cubrirse, por eso el Comité Técnico de Evaluación propuso cuatro quintentas, dos de hombres y dos de mujeres.

¿Entonces?

Qué ganas de torcer la Constitución en aras, no de la equidad de género, sino usando ésta para beneficios grupales.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario